El aporte invisibilizado de la mujer campesina: su rol es clave para la subsistencia y sostenibilidad del mundo

0
100

El aporte invisibilizado de la mujer campesina: su rol es clave para la subsistencia y sostenibilidad del mundo

En el Día Internacional de la Mujer Rural que se conmemora mundialmente este 15 de octubre, son distintos los desafíos para este sector de la población clave en perpetuar la cultura y el saber del campo, que transmiten de generación en generación. También enfrentan brechas de género tales como la denominada “triple jornada laboral”.

El campo chileno se ha feminizado, los hombres –especialmente jóvenes- buscan nuevos horizontes en la ciudad, por lo que el rol de las mujeres en esta pandemia es fundamental, ya que se han encargado de entregar el abastecimiento primario: el de la alimentación.

Al respecto, Paola Diez Berliner, directora nacional de PRODEMU, explicó que “la mujer rural es clave para la subsistencia y sostenibilidad del mundo. Porque ellas son las que preservan las tradiciones que van transmitiendo de generación en generación, la cultura misma del campo y de lo que es nuestro país en sus orígenes”, a propósito de la conmemoración este 15 de octubre del Día Internacional de la Mujer Rural.

Trabajan hasta una triple jornada

La encuesta CASEN 2017 detectó que en las zonas rurales aún persiste la creencia en roles y estereotipos de género fuertemente heredados, por lo que tienen roles predefinidos sólo por el hecho de ser mujeres campesinas. En consecuencia, las labores de cuidado las realizan ellas generándose lo que se denomina la “triple jornada laboral”, es decir, combinar atención de niños y adultos mayores con quehacer doméstico, trabajo dependiente o independiente y labores propias del campo.

La encuesta también señala que un 37,1% de las mujeres residentes en zonas rurales son pobres multidimensionalmente, superando la madia nacional que es de 17%. Esto implica una carencia en cuanto a educación, salud, vivienda y calidad de vida. En este sentido, la directora de PRODEMU señaló que “cuentan con menos servicios, información, salud escasa, mayor población bajo su cuidado y jornadas laborales con poco tiempo de ocio, por lo que están sobrecargadas hasta una triple jornada laboral”.

Por ello, promover la corresponsabilidad y el empoderamiento para que las mujeres puedan mejorar sus condiciones de existencia es la propuesta de Paola Diez, “es necesario consolidar la capacidad y autonomía de las mujeres rurales en todos los ámbitos para revertir las discriminaciones, brechas e inequidades de género” apuntó. Asimismo, añadió que el acercamiento al mundo digital también es un aporte al desarrollo de la autonomía económica, ya que pueden generar redes para el emprendimiento.

“Una manera de apoyarlas en este proceso ha sido la creación de la Ruta del Empoderamiento Digital, el que ha llegado a la fecha a 1.268 mujeres de las cuales, 198 declaran residir en sectores rurales. La propuesta está basada en un Kit de conectividad que considera un plan de datos por 18 meses, que incluye un teléfono celular para navegación y minutos ilimitados y capacitación para adultas mayores e igualmente para emprendedoras. Por lo tanto, Fundación PRODEMU está satisfaciendo una necesidad social y económica, pensamos en las emprendedoras del mundo campesino” comento la directora de PRODEMU.

Por su parte, la Directora Regional de PRODEMU, Valeri Santander afirmó que “en una nueva celebración del Día de la Mujer Rural, en PRODEMU reafirmamos el compromiso de trabajo que realizamos con INDAP por más de 400 mujeres de la región. Donde nuestro foco está  en su Empoderamiento y Autonomía económica, para disminuir las brechas de género y se reconozca el gran aporte de estas mujeres en las múltiples labores del mundo rural y en la economía regional”.

El Día Internacional de la Mujer Rural busca reconocer la contribución de ellas en la promoción del desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural. La fecha fue establecida por Naciones Unidas.